Arritmias cardíacas

VidaySalud_Icon_Square small

¿Qué son?

En la música existen diferentes ritmos, cuando una orquesta o
un grupo musical tocan una nota equivocada o en un tiempo
diferente, se salen de ritmo y esto se escucha desentonado,
fuera de ritmo o sin ritmo, dicho de otra forma: arrítmico.
Arritmia quiere decir “sin ritmo”.

El corazón es un órgano que comienza a latir a partir del día
23 del desarrollo del embrión, esto es, un poco después de la
tercera semana de embarazo, para entonces el corazón es solo
una estructura que se llama tubo cardiaco, desde este momento
el corazón no se detiene hasta que dejamos de existir.

El corazón late de forma rítmica y el latido tiene una
secuencia. Esta secuencia inicia en la parte alta del corazón
donde se encuentran las aurículas (derecha e izquierda); en la
aurícula derecha se encuentra el marcapaso natural del corazón,
el marcapaso es el que lleva el ritmo y se llama nodo sinusal.
Aquí se genera un estímulo eléctrico que recorre todo el
corazón a través de una especie de cableado (sistema eléctrico)
y se transmite a la parte baja del corazón donde se encuentran
los ventrículos (derecho e izquierdo). El estímulo eléctrico
provoca que el corazón lata y que funcione como una bomba que
mueve la sangre a todo el cuerpo.

Las arritmias cardiacas o alteraciones del ritmo del corazón se
pueden generar en la parte alta del corazón donde están las
aurículas (derecha e izquierda) y se llaman
supraventriculares o bien en la parte baja del
corazón donde están los ventrículos (derecho e izquierdo) y se
llaman ventriculares.

Las arritmias más frecuentes son los latidos que se adelantan y
se llaman extrasístoles, esto es, el corazón
lleva un ritmo y de repente un latido se presenta antes de lo
esperado y va seguido de una pausa y después de esta continúa
con su ritmo normal. Todos los seres humanos las presentamos en
condiciones normales, son muy aisladas y casi en todos los
casos no provocan ningún síntoma, son muy pocas las personas
que las perciben. Cuando las extrasístoles se generan en la
parte alta del corazón se llaman extrasístoles
supraventriculares, cuando estas se originan en la parte baja
del corazón se llaman extrasístoles ventriculares. Las
extrasístoles requieren tratamiento cuando son muy frecuentes o
cuando provocan muchos síntomas.

Se consideran arritmias al aumento de la frecuencia cardiaca
por arriba de 100 latidos por minuto, una condición bien
conocida como taquicardia y la
disminución de la frecuencia cardiaca por debajo de 60 latidos
por minuto que se conoce como bradicardia.

En el caso de las taquicardias, cuando estas se originan de la
parte alta del corazón se llaman taquicardias
supraventriculares y cuando se presentan en la parte baja del
corazón se llaman taquicardias ventriculares.

Al retardo o retraso en el paso del estímulo eléctrico de la
parte alta del corazón (aurículas) a la parte baja del corazón
(ventrículos) se le llama bloqueo. Cuando el
estímulo eléctrico nunca llega de la parte alta a la parte baja
del corazón se le llama bloqueo completo.

A la falta total de actividad eléctrica en el corazón (paro cardiaco) se le
conoce como asistolia, esta arritmia requiere
de maniobras de reanimación cardiopulmonar, específicamente
masaje cardiaco.

Un tipo muy especial de arritmia es la que se genera en la
parte alta del corazón (aurículas) y se llama
fibrilación auricular, en estos casos en lugar
de generarse un latido y una contracción efectiva de las
aurículas, esta parte del corazón se mueve como una gelatina
que tiembla al tocarla, esto genera turbulencias en el interior
de las aurículas y formación de coágulos que se pueden
desprender y llegar a tapar una arteria del cerebro provocando
una embolia cerebral.

También la fibrilación se puede producir en la parte baja del
corazón (ventrículos) y se llama fibrilación
ventricular
, cuando esta arritmia se produce esto
equivale al que el corazón esté detenido (paro cardiaco) y no
se produce bombeo de sangre. Se presenta muy frecuentemente
cuando ocurre un infarto de miocardio (un ataque al
corazón)
, en presencia de esta arritmia se requiere de
masaje cardiaco y conseguir lo más rápidamente posible un
desfibrilador para dar un choque eléctrico y restablecer el
ritmo del corazón. Esta es la razón por la cual de cada dos
pacientes que se sufren un infarto de miocardio, sólo uno llega
vivo al hospital.

Complicaciones

La sangre contiene oxígeno que toma del aire cuando pasa por
los pulmones, el corazón se encarga de bombear sangre para
nutrir de oxígeno a todos los órganos y sistemas (cerebro,
hígado, riñones, músculos, etc.).

Cuando el corazón late sin ritmo (con arritmia) se pierde la
secuencia del latido normal y la consecuencia es una
disminución de la cantidad de oxígeno que nutre a los órganos y
sistemas con sufrimiento de los mismos. Cuando el latido es muy
ineficiente, el corazón deja de bombear sangre; si no llega
oxígeno al cerebro se pierde la conciencia (el estado de
alerta) y si esto se prolonga por mucho tiempo puede haber
desde daño cerebral y en casos extremos hasta la muerte.

Duración

La duración de una arritmia depende directamente de la causa
que la provoca, algunas se pueden corregir de forma
relativamente fácil, por ejemplo si una persona está
deshidratada después de hacer ejercicio o estar mucho tiempo
expuesta al sol, habrá que hidratarla (darle líquidos). Algunas
arritmias son más difíciles de corregir y pueden requerir de
medicamentos, un marcapaso, choques eléctricos con un
desfibrilador, procedimientos de intervención o quirúrgicos.

Pronóstico

De forma muy general las arritmias que se generan en la parte
baja del corazón (ventriculares) suelen ser más graves que las
de la parte alta del corazón (supraventriculares), sin embargo
esto no quiere decir que las arritmias supraventriculares no
sean peligrosas.

El pronóstico de las arritmias también depende de otros
factores como son el tiempo que el corazón se mantenga en la
arritmia. Cuanto más tiempo y mayores síntomas será peor el
pronóstico. Otro factor que impacta en el pronóstico es la
respuesta al tratamiento. Existen algunas arritmias que no
responden a determinados tratamientos (arritmias refractarias)
y son más difíciles de controlar.

Síntomas

Así como los latidos adelantados o extrasístoles pueden cursar
sin ningún síntoma, algunas arritmias pueden provocar pérdida
de la conciencia (estado de alerta) y hasta la muerte. Los
síntomas van relacionados a la falta de oxígeno en los tejidos,
puede haber angina de pecho que es la molestia en
el pecho que ocurre cuando hay un infarto de miocardio, puede
haber mareo, sensación de debilidad o desmayo, palidez,
sudoración fría de todo el cuerpo, falta de aire, sensación de
palpitaciones o vuelcos del corazón. Las personas jóvenes
toleran mejor las taquicardias que los adultos mayores ya que
estas arritmias son equivalentes a estar corriendo a máxima
velocidad.

Causas y Factores de Riesgo

Las causas de las arritmias son múltiples, estas pueden ser
provocadas por efectos secundarios o tóxicos de algunos
medicamentos, alcohol, tabaco (nicotina), algunas drogas o
venenos.

Las arritmias pueden estar presentes desde el nacimiento por
algún defecto (congénito) en la formación del sistema de
eléctrico del corazón o asociado a alguna cardiopatía congénita (de nacimiento), o
bien en el otro extremo de la vida por degeneración o desgaste
del sistema eléctrico sobre todo en los adultos mayores.
Algunos deportistas de alto rendimiento han muerto súbitamente
(de repente) por arritmias secundarias a defectos congénitos
del corazón.

Pueden estar asociadas a enfermedades como el infarto de
miocardio, por crecimiento del corazón por elevación de la
presión arterial, por deshidratación y pérdida de electrolitos
(minerales), por cortos circuitos del sistema eléctrico del
corazón, por enfermedad de la glándula tiroides, por
enfermedades como apnea del sueño, los pacientes con enfermedad
pulmonar obstructiva crónica, etc.

Sin duda los pacientes obesos, los que no hacen ejercicio, los
que fuman, los que toman alcohol en exceso, los pacientes con
hipertensión arterial, diabetes mellitus o
con problemas de colesterol y triglicéridos sin tratamiento
tienen un mayor riesgo de desarrollar arritmias cardiacas. De
igual forma, si en la familia se ha presentado algún tipo de
arritmia desde el nacimiento siempre existirá el factor
hereditario.

Diagnóstico y Tratamiento

El diagnóstico de una arritmia cardiaca se puede hacer con tan
solo tomar el pulso, ya que en vez de palparse un pulso regular
se palpará un pulso irregular. Para poder saber de que tipo de
arritmia se trata, es necesario realizar un electrocardiograma que es el registro
de la actividad eléctrica del corazón. Con esta herramienta
diagnóstica el médico puede medir la frecuencia cardiaca y
saber si se trata de una taquicardia o una bradicardia, si el
origen de la arritmia es en la parte alta del corazón
(supraventricular) o en la parte baja del corazón
(ventricular). Se puede determinar si hay un bloqueo entre la
parte alta y la parte baja del corazón.

En muchas ocasiones la arritmia no es permanentemente, más bien
es intermitente y al momento de tomar el electrocardiograma
podemos encontrarlo normal. En estos casos es necesario
monitorizar al menos 24 horas al paciente, esto se hace con un
monitor Holter que graba en forma continua el ritmo del corazón
durante un periodo de 24 horas o más. Cuando se hace este
estudio se le pide al paciente que realice la actividad de un
día normal.

A veces el monitoreo Holter durante 24 horas o más podría no
detectar ninguna arritmia, de esta forma sería necesario para
diagnosticarla realizar un estudio electrofisiológico, que es
un estudio donde se estimula directamente al corazón a través
de un catéter para que se produzca la arritmia y también nos
permite localizar el lugar donde se origina la misma, esto
último incluso ya con fines de tratamiento.

El tratamiento debe encaminarse a la causa que genera la
arritmia y a la severidad de la misma sobre todo si está pone
en peligro la vida. El tratamiento incluye medidas como
modificar el estilo de vida, bajar de peso en el caso de los
pacientes con obesidad, alimentación saludable, buena
hidratación, abandono del tabaco, café, alcohol u otros
estimulantes, control de la presión arterial, control de la
glucosa, control del colesterol, descartar efectos secundarios
de medicamentos.

Los medicamentos para el control de las arritmias se llaman
antiarrítmicos y existen varias clases con base a la forma en
que actúan y para determinado tipo de arritmias. Estos
medicamentos evitan que se presente la arritmia o bien
disminuyen el número de eventos.

En ocasiones los bloqueos o los ritmos lentos pueden requerir
la colocación de un marcapaso definitivo, que es un dispositivo
que genera estímulos eléctricos que hacen que el corazón se
contraiga de forma regular, este aparato, va conectado a uno o
dos cables que se introducen a través de una vena en las
cavidades del corazón, el dispositivo o generador se deja
debajo de la piel, casi siempre debajo de la clavícula.

Como mencionamos antes, algunas arritmias requieren tratamiento
inmediato como la fibrilación ventricular que se asocia al
infarto de miocardio, esta arritmia equivale a que el corazón
esté detenido y requiere de masaje cardiaco y choque eléctrico
con un desfibrilador para regresar al corazón a su ritmo
normal. En la actualidad en lugares donde hay mucha
concurrencia de gente como en aeropuertos o centros comerciales
ya se cuenta con desfibriladores que han salvado muchas vidas.

Algunas condiciones como las enfermedades donde el corazón está muy grande (cardiopatías
dilatadas)
, se acompañan de arritmias ventriculares como
taquicardia ventricular y fibrilación ventricular, estas se
pueden presentar a pesar del tratamiento con medicamentos
antiarrítmicos, en estos casos se requiere de la colocación de
un dispositivo parecido al marcapaso pero que es capaz de
detectar la arritmia y enviar un estímulo eléctrico a través de
un cable conectado al corazón que provoca que todas las células
se contraigan al mismo tiempo para regresarlo a un ritmo
normal, estos dispositivos se llaman desfibriladores
implantables.

Varias arritmias son el resultado de cortos circuitos en el
sistema de conducción del corazón. Ahora ya es posible eliminar
el corto circuito con ondas de ultrafrecuencia a través de un
cable (catéter de ablación) que se lleva al interior del
corazón, primero se ubica el sitio donde se encuentra el corto
circuito, esto se sabe porque al estimular eléctricamente esta
zona se produce la arritmia y posteriormente se quema este
corto circuito con las ondas de ultrafrecuencia.

La Consulta Médica

En presencia de cualquiera de los síntomas que producen las
arritmias como pulso irregular, palpitaciones, mareo, sensación
de desmayo, taquicardia, falta de aire, dolor en el pecho,
pérdida súbita del estado de alerta (síncope) es importante
acudir con el médico, de ser posible con un Cardiólogo, el o
ella indicará que estudios de laboratorio y de gabinete son
necesarios y cual debe ser el tratamiento más adecuado.

Prevención

Algunas medidas que pueden tomarse en cuenta para prevenir la
aparición de arritmias cardiacas sobre todo las relacionadas
con ciertas condiciones:

  • Hidratación adecuada después de realizar ejercicio sobre
    todo cuando este es muy vigoroso o extenuante.
  • Evitar el uso de estimulantes como el tabaco, la cafeína, el
    alcohol y sustancias como drogas previene la aparición de
    arritmias.
  • La obesidad se asocia a problemas que generan arritmias
    como la apnea del sueño o la ateroesclerosis que puede provocar
    un infarto del miocardio. Una alimentación saludable, el
    ejercicio favorecen la pérdida de peso y con ello disminuyen el
    riesgo de desarrollar arritmias.
  • Los medicamentos siempre deben ser indicados por el médico,
    evitar la auto-prescripción previene efectos secundarios como
    las arritmias.
  • El control de las cifras de la presión arterial cerca de un
    rango normal, en caso de padecer de hipertensión arterial,
    evita el crecimiento del corazón y con ello la posibilidad de
    arritmias.

Es importante mencionar que acudir al médico regularmente
previene la aparición no solo de las arritmias cardiacas sino
de otras enfermedades.

Recursos en español

American Heart Association

Copyright © 2015 por Vida y Salud Media Group Inc. Todos
los derechos reservados.

 


Accede gratis a nuestro reporte
especial: 11
Pasos para Vivir una Vida Saludable
.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *